Artemia Salina

Puede alcanzar sobre 2 centímetros de longitud en su etapa adulta y normalmente vive en lagos y lagunas salobres (con concentraciones de sal de hasta 300gr por litro de agua) donde sus depredadores no pueden sobrevivir, factor que le sirve como mecanismo de defensa contra ellos para evitar ser devorada; de todas formas, también se puede encontrar en agua dulce, ya que fisiológicamente, también se adapta a medios de menor salinidad. Está capacitada de un excelente sistema de osmorregulación que le permite mantener la composición de sus fluídos corporales (9grs por litro de salinidad) en medios extremos, así como sobrevivir en aguas poco oxigenadas llegando a soportar hasta 0,5 miligramos de oxígeno por litro en la fase adulta.

Uso como alimento vivo

Los huevos de artemia salina se utilizan mundialmente como principal recurso para alimentar camarones y peces en todos sus estadios y su distribución incluye a todos los continentes excepto la Antártida. Sirven principalmente para alimentar a los alevines y peces pequeños; son una buena opción puesto que éstos pueden conservarse incluso hasta 2 años. En Redkoi tienes la posibilidad de adquirirlos para eclosionarlos en casa y alimentar a tus peces con sus nauplios (larvas); de esta forma puedes tener una buena reserva de alimento, ya que se pueden mantener vivos hasta 5 días después de la eclosión.

Por lo tanto, estamos frente a un alimento con una gran importancia para criar a nuestros peces. Entre algunas razones podemos encontrar las siguientes:

-         Tienen gran resistencia de conservación y facilidad de almacenamiento.

-         Son una fuente de un gran valor nutritivo: más del 50% en proteínas y un alto porcentaje de lípidos y ácidos grasos esenciales.

-       Tienen una gran rapidez a la hora de eclosionar (proceso que detallamos más adelante en este post).

-          Induce a la depredación: incitan a los alevines a cazar por ser un alimento vivo.

-        Pueden ser utilizados como alimento en todas sus etapas: los quistes decapsulados y los nauplios para alevines y peces pequeños; la artemia adulta para peces grandes.

Conservación

Como consejos de buena conservación de la artemia salina, de hasta más de 2 años, se recomienda conservarla en el frigorífico, sin aire, y en bolsas herméticas de autocierre. Además, en contra de lo publicado en algunas páginas web, los huevos de artemia salina no se deben congelar puesto que entran en un estado de profunda hibernación. El aire, la humedad y la temperatura son factores enemigos que bajan mucho la tasa de eclosión.

Proceso de eclosión de los huevos de artemia salina

La artemia salina se caracteriza por tener una población mayoritariamente bisexual, además, es interesante aclarar que los machos adultos disponen de dos penes y que las hembras pueden cambiar su reproducción de ovovivípara (nacen directamente los nauplios vivos) a ovípara (cuando ponen huevos o cystos); la primera se da en aguas con condiciones y calidad normal y  con salinidades bajas de entre 40 y 100 partes de salinidad y la segunda en aguas con salinidades altas y malas condiciones temporales.

Como ya hemos citado al principio de este post, una vez las hembras producen los huevos (de 100 a 300 en cada desove), éstos pueden permanecer bastante tiempo en estado de latencia; sobre todo en el invierno cuando la temperatura del agua es más fría. Por lo tanto, si hay una época del año perfecta para la eclosión de los huevos de artemia salina, por sus condiciones meteorológicas, esa es la primavera; cuando los días son más largos, hay más horas de luz y además, la temperatura del agua es más cálida y provoca que sus condiciones de salinidad disminuyan.

Una vez aclarados los aspectos anteriores, vamos a centrarnos en el proceso de eclosión de los huevos por si te decides a realizarlo en casa. Cabe citar que si necesitas asesoramiento para llevarlo a cabo, puedes ponerte en contacto con Redkoi y te ayudaremos de la mejor manera posible.

Lo primero que necesitas para realizar dicho proceso, es un recipiente adecuado para ello (artemiero) o alguna botella de plástico que simule la forma de embudo. Si te decides por la segunda opción, sigue los pasos que te detallamos a continuación:

-       Inclina la botella un poco para que no queden huevos en el fondo y se mueran.

-      Córtale el culo para que circule el aire, para poder cambiar el agua o para cuando necesites manipular en su interior por otras razones.

-        Realiza un agujero pequeño al tapón para así poder introducirle un pequeño tubo para airear el recipiente mediante el circuito de aireación del acuario.

-         Utiliza un termocalentador, una fuente de calor (como puede ser una lámpara), o introduce la botella en un acuario de agua templada, para que la temperatura del agua sea la adecuada.

Por lo que respecta a las condiciones más favorables para realizar el proceso son las siguientes:

-          Temperatura del agua de entre los 28ºC y los 30ºC.

-          Salinidad del agua de 25 a 30 gramos de sal por litro.

-          Ph del agua de 7,5 a 8,5.

-          Agua muy oxigenada, con aireación lenta pero constante.

-          Una suave Iluminación.

Llegado el momento, se trata de colocar en el interior de un acuario el recipiente que vayamos a utilizar. Hay que estar atento de dejarlo bien asegurado, para acto seguido rellenarlo con agua salada hasta la mitad y añadir los huevos de la artemia salina; también es el momento de arrancar el aireador.

En una primera fase, los huevos se hidratan y absorben agua para después, en pocos días abrirse, dando paso a los nauplios, y produciéndose así el proceso de eclosión, momento en el que las crías salen del quiste donde habitan. De todas formas, los huevos de artemia salina de la que disponemos en tienda proceden de aguas más frías, por lo que se puede hacer eclosionar a menor temperatura con tasas muy altas de eclosión:

 

-          25-26ºC se obtiene la eclosión en 20-24 horas

-          15-20ºC se obtiene la eclosión en 36-48 horas

Finalmente, para la recolección de los nauplios,  primero debes retirar el aireador y dejar que el agua repose unos minutos a oscuras. De esta forma, las cáscaras emergen en la superficie y los huevos que no han eclosionado se quedan en el fondo. Tras unos 5 minutos, dirige un punto de luz hacia el recipiente y verás como los nauplios se dirigen a ésta, haciendo muy fácil que los recolectes. De otro lado, también puedes extraer las artemias del recipiente, quitando el tapón de la botella (si es el método que has utilizado) y pasando el agua por un tamiz.

Llegados a este punto, esperamos haberte servido de ayuda una vez más, y como siempre, estaremos encantados de atenderte y asesorarte en lo que necesites. comprar koi japon, alimentacion koi, goldfish peces

Product added to wishlist

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de  la página web. política de cookies, pinche el enlace para mayor información.



Producto agregado para comparar.