El estanque en Primavera

Con todo ello, es de vital importancia, que durante esta época del año nos dediquemos  a cuidar nuestro estanque de manera diferente a lo que lo hemos estado realizando durante el invierno, es hora de realizarle un mantenimiento más profundo, función en la que en Redkoi somos expertos, siendo ese uno de los servicios que ofrecemos. Si de otro lado, decides realizarlo por ti mismo, desde Redkoi también proporcionamos suministro de todo el material que necesites y te asesoramos en el proceso.  De todas formas, a través de este post, vamos a proporcionarte una serie de claves para que consigas un ecosistema saludable en tu citado estanque.

Durante el invierno, estos espacios están más tranquilos en cuanto a la actividad de los peces se refiere, ya que ésta se reduce casi al completo por las bajas temperaturas del agua. Llegada la primavera, ocurre todo lo contrario, la temperatura empieza a aumentar y paralelamente empieza a resurgir la vida; tanto los peces como las plantas empiezan a prosperar y a llenar los espacios de color y de vida… ha llegado el momento de no bajar la guardia y ponernos manos a la obra si no queremos que nuestro estanque sufra consecuencias no deseadas.

Limpieza del filtro del estanque

En primer lugar, es muy importante que revises y limpies a conciencia el filtro del estanque para que funcione correctamente ya que éste, es muy importante para limpiar la suciedad, los desechos sólidos y las aguas del estanque a través de una bomba de circulación sumergible (la cual también hay que limpiar y asegurarnos de que realiza su función). Si  además dispones de un filtro biológico o biofiltro, también es conveniente hacerlo usando la misma agua del estanque u otra agua que no contenga cloro, además, para su mantenimiento, es esencial devolverlo al estanque en primavera (ya que su eficiencia depende del oxígeno, temperatura y flujo del agua) y darle un impulso de un producto de bacterias/enzimas para que empiece a crecer de forma muy rápida la colonia de bacterias buenas.

Limpieza de hojas y desechos

De otro lado, y no menos importante que lo citado anteriormente, es necesario hacer una buena limpieza de hojas y otros desechos orgánicos que puedan encontrarse en el fondo del estanque; se puede realizar manualmente o removiendo con un aspirador, aunque también existen acondicionadores para romper esos desechos, combinados con bio-activadores o cultivos para que no se sobrecarguen las bacterias del filtro. Si no se realiza dicha limpieza, a medida que el agua aumenta su temperatura, estos residuos empiezan su descomposición y afectará directamente a la salud de los peces y del ecosistema en general, además de que irán liberando desechos nitrogenados y consumiendo el oxígeno disuelto.

Alimentar a los peces

Con el aumento de la temperatura del agua, llega el momento en el que los peces empiezan a salir de su letargo, comienzan a moverse y su necesidad de alimentarse se hace inminente. No es cuestión de sobrealimentarlos, hay que comenzar a suministrarles pequeñas cantidades inicialmente, las porciones que realmente necesiten; si administramos más alimento del necesario, éste se convertirá en más nutrientes para el estanque, lo que se puede traducir en el crecimiento de las algas.  Hay que tener en cuenta que los peces no habrán ingerido nada en un estanque con la temperatura menor a 8ºC pero en cuanto ésta empieza a rondar los 10ºC hay que empezar a suministrarles pienso con proteínas bajas (pienso de invierno) y cuando ya aumente los 15ºC se les debe alimentar con alimentos frescos y pienso de verano. Además, también es necesario que conozcas que antes de empezar a aumentarles las raciones, debes tener funcionando el filtro biológico.

Tratamientos beneficiosos con bacterias

Ahora, también es el momento de empezar a administrar tratamientos beneficiosos con bacterias al estanque. Es necesario no dejar de hacerlo y tomarlo como una costumbre durante toda la temporada ya que ayuda a privar a las algas de su fuente de alimento. Para esta función, puedes hacer uso de un sistema de dosificación automático que ayuda a los tratamientos de agua correctos.

Plantas para el control de las algas

Las nuevas condiciones climatológicas de la primavera, también hacen que las algas se reproduzcan de una manera muy rápida. Puesto que las plantas son la competencia directa para las algas en la lucha por los nutrientes (nitratos y fosfatos) que hay disueltos en el agua de su hábitat, su uso es muy beneficioso tanto como para disminuir la presencia de éstas, como para que el estanque presuma de un aspecto más natural. Quizás ahora es el momento de volver a sacar las plantas que guardaste al llegar el frío del invierno y replantarlas, además de volver a sembrar plantas flotantes como jacintos y nenúfares. Aunque la mayor parte de éstas crecen bien en la arena y no hace falta fertilizarlas, en el caso de las segundas si lo necesitan, por lo que puedes aprovechar para hacerlo y lograr que crezcan presumiblemente para que tu estanque se vea con un aspecto increíble.

Además, las plantas flotantes también cumplen muy buena función en los estanques de peces, puesto que les proporciona un escondite frente a los depredadores y aportan sombra, que a su vez evita el crecimiento de las algas por quitarles rayos de sol.

Product added to wishlist

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de  la página web. política de cookies, pinche el enlace para mayor información.



Producto agregado para comparar.